Te invitamos a ser parte de la solución


Hola, tu puedes ser quien realmente haga un cambio por mejorar las condiciones de todos.
Ponte en contacto para ofrecerte como puedes ayudar a generar un cambio.

14 de julio de 2018

Las esporas bacterianas

Son características de ciertas bacterias, que por lo general desarrollan una sola espora por cada célula. En este caso la formación de esporas no es un tipo de reproducción definitiva; estas células pueden resistir la destrucción en un medio hostil o desfavorable. 

Son diversas bacterias terrestres, especialmente Gram positivas, las que pueden inducirse al estado de espora mediante un mecanismo llamado esporulación, logrando así resistencia contra la desecación, trituración, escasez de nutrientes, frío, calor, radiación (UV, X, ?), sal, oxidantes, desinfectantes, pH extremo, etc. debido a su cubierta dura e impermeable. 

Es un estado inactivo o latente en el que no crece y no hay reproducción, pues de una bacteria se produce una sola espora. Su activación en condiciones favorables se denomina germinación.

Hay 3 tipos de esporas bacterianas:

- Endospora: Es propia de varias bacterias firmicutes y se forma al interior de la célula. Entre ellas tienen mayor importancia médica Bacillus y Clostridium. Un ejemplo son las endosporas que se usaron en los ataques con carbunco en 2001.

- Exospora: Es característica de algunas actinobacterias y se forma externamente por gemación de un micelio filamentoso bacteriano, como en Actinomyces y Streptomyces, análogamente a los conidios de los hongos. Son menos resistentes que las endobacterias y su estructura también es muy diferente.

- Acineto: Es típico de algunas cianobacterias, formándose por aumento de su tamaño, densidad, reserva alimenticia y engrosamiento de su pared, especialmente en Nostocales y Stigonematales. Son menos resistentes que las endobacterias pero protegen bien de la congelación invernal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario