Te invitamos a ser parte de la solución


Hola, tu puedes ser quien realmente haga un cambio por mejorar las condiciones de todos.
Ponte en contacto para ofrecerte como puedes ayudar a generar un cambio.

15 de agosto de 2015

El polvo casero contiene flagelina


Se ha encontrado que una proteína conocida como flagelina del polvo de los hogares puede potenciar las reacciones de asma alérgica.

Se trata de una proteína bacteriana, que empeora las reacciones de los alérgenos comunes en los espacios interiores.

Los almohadones, incluso los que no son de plumas, los acolchados y las alfombras son algunos de los artículos del hogar que pueden acumular polvo y otras partículas diminutas que son invisibles y que constituyen los agentes principales que producen las alergias, a estos compuestos se les llaman alérgenos.

Los científicos del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental (NIEHS) y de la Universidad de Duke, en Estados Unidos detectaron que en el caso de las personas que son asmáticas, tenían niveles más altos de anticuerpos contra la flagelina en la sangre, lo que sugiere una relación entre el ambiente de las personas y el asma alérgica.

Consejos para tener una casa libre de polvo y alergias:

  1. Lavar las sábanas, las fundas y los cubrecamas, mínimo una vez a la semana con agua caliente, ya que el agua fría no elimina los ácaros del polvo.
  2. Limpiar los pisos regularmente con un trapo húmedo, para evitar que los irritantes se propaguen por el aire.
  3. Lavar los platos todos los días y enjuagar el lavaplatos y los grifos, para deshacerte del moho y los restos de la comida.
  4. Limpiar la heladera por dentro y por fuera. Por dentro, para remover el exceso de humedad que estimula el crecimiento del moho. Por fuera, para eliminar el polvo que se acumula en la parte superior.
  5. Limpiar regularmente la superficie de los muebles, como los gabinetes, los cajones, las mesas y mesadas.
  6. Lavar las cortinas y las persianas, y limpiar los marcos de las ventanas regularmente.
  7. Evitar las alfombras. Si de todos modos las va a colocar, elegir aquéllas de pelo corto y asegúrarse de pasarles la aspiradora con un filtro HEPA, dos veces a la semana.
  8. No acumular objetos que guardan polvo, como libros, revistas y muñecos de peluche. Si los tiene, consérvalos en un recipiente de plástico e intermitentemente, mientras los hijos duermen, méterlos en una bolsa de plástico en el congelador. El frío mata a los ácaros del polvo.
  9. Tirar la basura todos los días. De esa manera eliminaran las posibilidades de tener roedores y cucarachas, además de los malos olores.
  10. Evitar que se forme humedad en el baño. Si no tiene buena ventilación pueden usar un deshumidificador o instalar un extractor para eliminarla.
  11. Evitar las mascotas. Si las tiene, es mejor que estén afuera, y si entran, designar un área para ellas y no permitir que estén en las habitaciones.
  12. Durante los meses en los cuales hay más polen, no abrir las ventanas tan frecuentemente y usar el aire acondicionado con filtros de aire (que deben cambiar regularmente).
  13. No tener demasiadas plantas adentro de la casa, ya que pueden aumentar el crecimiento del moho.
  14. No permitir que fumen en tu casa.
  15. Combatir las cucarachas, ya que también pueden causar asma.
  16. Evitar las velas aromáticas y los aromatizadores.
  17. De ser posible, emplear purificadores de aire para mejorar la calidad del mismo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario